Los tres jinetes de las relaciones sociales y la felicidad: altruismo, alteridad y la empatía.

Los tres jinetes de las relaciones sociales y la felicidad: altruismo, alteridad y la empatía.

Introducción.

Con este título rimbombante quiero describir a estos jinetes de las relaciones sociales, que si tal vez lo leímos alguna vez, o lo escuchamos mencionar, no todas las veces nos pusimos a analizar estos tres elementos juntos; el altruismo, la alteridad y la empatía, en forma profunda y contextualizada a los tiempos críticos y llenos de cambios que estamos viviendo.

Quiero enfatizar su significado profundo, analítico, etimológico, y su estribo científico. De la importancia que tiene en cualquier esfera de nuestra sociedad, de nuestra vida, de nuestra comunidad y por sobre todo aplicado al ambiente educativo, esta educación tan criticada y que tanto la queremos reformar, transformar.

Y en ese andén de trasformación educativa en el que estamos inmersos actualmente en Paraguay, como persona, como padre y como profesional quiero poner mi aporte contextualizado en ésta etapa, en este año tan difícil, crítico y desafiante el cual tuvimos que llevar este año que ya va culminando.

No podría dejar pasar de mencionar al Covid-19, al virus maestro tétrico, y penoso que tanto nos está perjudicando en todas las esferas, tanto nos está enseñando, y transformando diametralmente nuestras vidas, una enseñanza marcada por fuego, sangre y muerte lastimosamente.

Que si no aprendemos la lección como derecho natural básico, está obligado a repetirnos la lección. (Ojalá que ya nunca, y ojalá aprendamos, y podamos enseñar a los niños para que estemos preparados para cualquier evento próximo o venidero)

Este trabajo estriba en una de las teorías psicológicas surgidas en la nueva era, al principio del siglo XX. La teoría de la Gestalt que aparece en el año 1912 de tres estudiosos de este tema: Max Wertheimer. Que, junto a Köhler y Koffka fueron los principales representantes de esta corriente. Esta corriente pertenece y deriva de la psicología humanista de Abrahan Maslow.

La teoría Gestáltica nos habla de una forma holística de la percepción cerebral, el cerebro percibe la forma total de una figura o situación y conjugada a la conducta deviene el axioma: “El todo es más importante de la suma de las partes

Mi interpretación: El todo también interpretado y diferido de que en el universo TODOS SOMOS UNO, y que provenimos de una misma fuente. Y todo lo que le suceda al otro, también me sucede a mí, en alguna forma.  

Por eso la importancia de este estudio, cómo ayudando al otro, también estaré mejor yo, sintiendo y entendiendo al otro y poniéndome en su lugar.

Lo que yo hago por el bien de otros, de la comunidad como un todo, tiene que primar por sobre mi egoísmo o intereses mezquinos. Desde que, si yo cambio el otro también cambia, Si yo estoy bien, el otro también lo estará, porque todo está conectado, todo está relacionado.

Sólo así nuestras relaciones sociales se verán impregnadas desde una educación no sólo de calidad, sino de buscar una educación cada vez más humana, más digna.

El altruismo (Solidaridad con la otra persona).

El altruismo se puede entender como una conducta humana positiva, tendiente a ayudar a otros de manera desinteresada, solidaria y empática y que consiste básicamente en ayudar, colaborar o servir al semejante o el prójimo traducido en “próximo”, sin esperar una retribución o compensación de cualquier laya. Eso sí, los beneficios y las propiedades contributivas a nuestro bienestar vendrán por añadidura, y es bien recibido.

Es contrario al “egoísmo”  y etimológicamente proviene del término francés “altruisme” que significa “ayudar al otro” a la otra persona.

Alteridad (el otro)

La alteridad proviene del latín “alter” “el otro” Es un proceso de desarrollo de relacionamiento humano, social. Que según los estudios implicados en este tema, el yo, hace al otro.

Está demostrado que somos seres sociales por excelencia. Toda la dimensión de nuestra evolución del organismo y más, la evolución cerebral de millones de años atrás, tuvo que ver con la relación social, es por eso que es tan importante tratar estos temas.

Grandes pensadores, filósofos y científicos como Inmanuel Kant, Edmund Husserl, Jean Paul Sartre y otros, genios del pensamiento de los siglos 16,17 y 18, ya lo estudiaban científicamente en el campo de la Filosofía, la Psicología, el existencialismo, para encontrar algo de verdad en el sentido humano, el ser, el yo mismo, el otro y un camino hacia la felicidad.

La empatía (entender y comprender las emociones de los demás)

Es una de las habilidades sociales muy importante que debemos trasmitir como docentes, a los niños. Impartir educación y bajar la  teoría, y ponernos a su estatura, a su etapa de desarrollo, evolución y maduración cerebral. Debemos ponernos en el lugar de nuestros alumnos. Es muy probable que como docentes, como papá y mamá, háyamos acumulado ciertos saberes, experiencias de vida, pero los niños no, están aprendiendo, están comenzando a transitar, a andar en la vida. Pongámonos en su lugar, bajémonos a su estatura, pensá y recordá cuando tú fuiste niño, ya los tiempos pasaron, son épocas diferentes. Cambiemos nuestra forma de pensar.

Los niños que como todos sabemos, están en plena etapa de desarrollo, y su cerebro, también está en plena maduración, y ese momento es en donde el adulto: mamá, papá, parientes cercanos al entorno del niño, docentes, directivos, debemos transmitir con el ejemplo, demostrando ser solidarios en todo momento de nuestras vidas, no solamente en la vida escolar sino en la vida privada, o como componente de la comunidad educativa.

Ayudar, ser solidario brinda bienestar tanto al que ayuda como el que recibe la ayuda.

Está demostrado científicamente que ayudar a otra persona, y por supuesto recibir ayuda nos da bienestar, nos hace por momentos, más felices.

El hombre más feliz del mundo.

Matthieu Ricard, es un monje budista francés y doctor en biología molecular, en 1972 tras terminar su tesis doctoral decidió dejar su carrera y e ir a vivir en un monasterio budista en  Nepal, uno de los países más pobres del continente asiático, ubicado en las faldas del monte del Himalaya.

En el año 2004, un grupo de científicos de la Universidad de Wisconsin (EEUU) estudiaron su cerebro por varios años, y lo declararon el hombre más feliz del mundo.

Vive rodeado de lo que le apasiona, la espiritualidad, enseñando y curando a niños pobres en Nepal, usando sus conocimientos científicos y médicos, dona todo el dinero obtenido como biólogo, escritor y fotógrafo,  a obras de caridad en el país donde vive.

¿Cuál es uno de los secretos para ser felices?

Hace algunos años la prensa mundial se enfocó en la figura y en la historia de  Matthieu Ricard, y por supuesto le preguntaron ¿cuál es el secreto de la felicidad?

Si bien todos sabemos que no hay una fórmula única, porque somos seres tan particulares, tan únicos, contó que su secreto para ser más feliz, es a través de la meditación, los pensamientos positivos, el equilibrio de las emociones, la alteridad, la empatía o ponerse en lugar del otro y entender cómo se siente.

No hay una receta única, pero la experiencia de este señor nos señala que la felicidad es un estado mental, es una decisión propia, y  para eso necesitamos conocernos a nosotros mismos, y buscar en nuestro ser interior aquello que más nos apasiona, lo que más nos motiva y dedicarnos a eso, y tener como un objetivo principal y la razón de vivir, pelear y buscar un mundo interno mejor.

A modo de conclusión.

No importa el rol que cumplas en la sociedad, si puedes entender que todo lo que pasa en el mundo, por más alejado que esté nos afecta.

Somos todos uno, y si el TODO está equilibrado tendremos una vida más equilibrada, cuidemos el ambiente, nuestra alimentación y nuestro bienestar mental.

Ayudemos al otro desde nuestro lugar, desde cada rol, siendo amables, comprendiendo, alentando, saludando, sonriendo.

Lic. en Psicopedagogía

Francisco Javier Samudio Rojas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *