¿Por qué es tan importante el ejercicio físico para el cerebro? ¿Cuáles son sus beneficios? Aquí les dejo cinco de ellos.

Hacer ejercicios por lo menos 30 minutos día de por medio, ayuda al buen funcionamiento del cerebro.

Los romanos aportaron tanto a la cultura general. Este crédito es también de ellos: “Mens sana in corpore sano”.

 Me gusta decir que el cerebro es el director de orquesta de nuestra vida. Entre los muchos factores que benefician para mantener un cerebro sano,  hacer ejercicios físicos: planeados, estructurados y repetitivos es muy importante para el cerebro. Aquí te cuento cinco beneficios:

1. Aumenta el flujo sanguíneo en el cerebro.

El cerebro es un órgano biológico, es el músculo más importante, me gusta repetir que es el director de orquesta de nuestra vida, el director técnico, el gerente más importante. Si en tu trabajo tienes un respeto muy significativo por el gerente de la empresa, con el cerebro lo debes hacer también.

Cuando hacemos ejercicios voluntarios, coordinados, y repetitivos, estamos fomentando, ayudando a bombear más flujo de sangre hacia el cerebro, y por medio de ello, más oxigeno, por lo tanto más energía.

 Cuando estás: caminando por la costa, corriendo o pedaleando en la bici, se activan varias zonas cerebrales, y facilitan conexiones neuronales.

2. Mejora las conexiones neuronales.

El cerebro funciona básica y estructuralmente con conexiones cerebrales, que los hace en redes.

Las neuronas son las células más importantes, y la unidad funcional del cerebro. Las neuronas reciben, procesan y transmiten información por medio de señales electroquímicas. Poseen un soma o cuerpo y unas prolongaciones cortas llamadas dendritas que  reciben la información o estímulos y otras prolongaciones más alargadas llamadas axones, transmiten en forma de impulsos nerviosos a otras neuronas.

El funcionamiento base y principal del cerebro son por conexiones en una red neuronal casi idéntico al funcionamiento de internet, si es que vale la comparación.

Cuando buscamos información en internet y ponemos una palabra clave en la barra de búsquedas de Google, en micronanosegundos nos trae infinidad de páginas que aluden a nuestra palabra buscada. Si me permiten la comparación, en el cerebro las cosas funcionan en forma similar. Para cada acción que ejecutamos, el cerebro activa varias zonas cerebrales simultáneamente para realizar una tarea específica.

Está demostrado que en el cerebro existen más de 85.000 millones de neuronas que hacen conexiones en una red compuesta de 200 billones, si con “b” miles de millones de conexiones neuronales o neurales. Estos números sólo sirven para graficar el inconmensurable poder del cerebro.

Por eso e,l ejercicio físico es tan importante para el cerebro, tiene un impresionante número de cableados que son la base principal de su funcionamiento.

3. Fortalece las bases estructurales para el aprendizaje de niños, jóvenes y adultos.

El aprendizaje ocurre en cualquier momento, en cualquier lugar y a cualquier edad. Sólo la muerte es el límite del aprendizaje. Aprendemos durante y a lo largo de la vida.

Por lo tanto si es una actividad que lo hacemos a cada segundo de nuestras vidas, y encontrar una actividad que mejore el aprendizaje, por qué no poner énfasis en esto. Es por eso que la educación física en las escuelas y colegios es tan importante.

El biólogo, genetista, y docente universitario español David Bueno Torrens explica muy bien el funcionamiento del cerebro en el video de abajo y al comienzo del material( en los primeros 10 minutos)  habla de la importancia del ejercicio físico coordinado para el aprendizaje, y qué es el aprendizaje o cómo aprendemos y por sobre todo, ¿Cómo funciona el cerebro?

Decíamos que el cerebro trabaja en redes por medio de conexiones neuronales, el ejercicio físico mejora éstas conexiones, activa zonas cerebrales de la memoria, una de ellas, como es el hipocampo, órgano fundamental para la memoria y por supuesto para el aprendizaje.

En los primeros 10 minutos de este video David Bueno, el biólogo y genetista español explica muy bien cómo funciona el cerebro y el aprendizaje.

4. Mejora el bienestar general y nos hace un poco más felices.

Sabemos que la felicidad absoluta y permanente es casi imposible de lograrlo. Pero qué bueno es ocasionar momentos felices. El ejercicio y el entrenamiento diario es una de las formas.

La endorfina, la serotonina, y la dopamina son las hormonas del bienestar y del placer y aguerridamente las llaman hormonas de la felicidad, y no están muy lejos de ese concepto.

Pues cuando practicamos una actividad física consciente, planeada y coordinada estamos ayudando a aumentar estas hormonas citadas más arriba y al aumentarlas en la actividad cerebral, logramos un equilibrio mental, algo que tanto necesita el cerebro en estos tiempos, al ser un órgano que no descansa ni siquiera cuando dormimos.

Una parte del cerebro hace guardia y restablece energía en zonas específicas durante el sueño. Por eso es que el ejercicio físico ayuda al bienestar en este mundo tan estresante. Demos un mimo diario a nuestro cerebro y por ende a todo el cuerpo, aunque sea minutos en días de por medio.

5. Previene enfermedades neurodegenerativas.

Algo que no me referí al principio es que el cerebro es parte del Sistema Nervioso Central (SNC). Y cuando hablamos de enfermedades neurodegenerativas nos estamos refiriendo a un trastorno neurodegenerativo.

Un trastorno neurodegenerativo es una enfermedad, en que las células principales del Sistema Nervioso Central  dejan de funcionar en forma progresiva sin ninguna posibilidad de recuperación o regeneración. Esas células con funciones específicas van muriendo de a poco. Y las causas son varias: genéticas o por un evento canceroso.

Y ¿cuáles son esas enfermedades?: las más conocidas son el Alzheimer y la Enfermedad de Parkinson.

Estas enfermedades  citadas se pueden prevenir con el ejercicio físico y según estudios, mejorar las condiciones de vida de las personas que lo sufren, de algún modo.

A modo de conclusión.

Si la próxima vez que tomas tu botellita de agua, una toallita y te calzas tus ropas deportivas, y te inscribes en un gimnasio, o enfilas hacia la costa o canchita de tu barrio, por varios motivos, recuerda los 5 puntos que te cité.

Hay personas que viven entrenándose, y otras simplemente no registran  en sus planes hacer ejercicios. Ojalá no lo hagas obligado, no hay peor cosa.

Pero si diste un salto en tu vida, y decidiste a cambiar de opinión y salir a caminar un poco, favor háganmelo saber de cualquier forma que cambios hubo en ti.

Aquí cité 5 beneficios del ejercicio físico para el cerebro, hay muchos más. Algunos comprobados científicamente y otros no. Pero no esperemos el sello de los científicos. Seamos nosotros investigadores de nuestros propios saberes. Cómo me siento después de dos o tres meses de caminata o de haberme comprado la bici.

Siempre es un placer estar conectados.

Saludos,

Francisco Javier Samudio.

Lic. en Psicopedagogía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *